El tiempo es demasiado lento para aquellos que esperan; demasiado rápido para aquellos que temen; demasiado largo para aquellos que sufren; demasiado corto para aquellos que celebran.. Pero para aquellos que aman, el tiempo es eterno.

viernes



Todo eso de que los besos de ciertas bocas saben mejor es un cuento que me sé desde el día que me dio dos besos y me dijo su nombre.
Porque tengo más deudas con su espalda de las que nadie tendrá jamás con la luna (y mira que hay tontos enamorados en este mundo). Que razones tenemos todos, pero yo, muchas más que vosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario